Se presentan varias iniciativas culturales, del campo y la ciudad que aportan a la reunificación del ser humano con la naturaleza, a la resistencia frente a modelos depredadores y que le apuestan a las emociones, a los sentimiento y a la belleza como elementos capaces de transmitir mensajes de corazón a corazón